Seguidores

domingo, 17 de marzo de 2013

Poniendo al dia

Por dónde empezar...
Bueno pues en todo este tiempo que no he podido entrar por estos lares, mi vida ha tenido mil cambios.
La verdad es que la valoración general es buena. Pero no es un camino de rosas, o si lo es, todas ellas con espinas.
En cuanto a mi día a día de ahora, es un poco raro XD Estoy preparándome para el Acceso a Grado Superior (que me está costando un huevo) y después haré Guía de Turismo. La realidad es que yo lo que quería y quiero estudiar es para Monitora de deportes. Siempre he adorado el deporte, una vez me metía en el gym no había quien me sacara y ahora sigo igual. Me encantaría dar clases de Zumba a la gente. Le he cogido gustillo. Esa es la otra cosa que hago durante el día ¡¡Ir al gimnasio!! :p
Por las mañanas me levanto, voy a clase a prepararme para el examen, después me voy a la biblioteca a estudiar y de ahí a casa para cambiar la mochila e ir al gimnasio. Hay días que ni como. Si, sé que está fatal hecho... ¡¡PERO SIN MI GYM NO ME QUEDO!! La verdad es que he encontrado uno que para mi es perfecto. Es barato, tiene de todo, los profesores son majísimos, hacen actividades extras tipo master class... Estoy enamorada. Los lunes me preparo la lista de deportes que voy a hacer de lunes a sábado y las apunto en la agenda :) Todas las semanas hago bailes latinos, body pump, body combat, zumba y spinning, y algún día pruebo cosas nuevas.
La profesora de Zumba me sube a mi todos los días a dar clases con ella y eso me sube muchísimo el ánimo.
La verdad es que yo pensé que me harían las pieles antes y entonces hubiera empezado a hacer lo de monitora antes, pero en mi caso siempre es lo mismo... Esperar...

Bueno... Y comienzo a hablar de lo durillo. Empecé a bajar kilos bastante rápido y estuve muy contenta la verdad, pero de pronto me estanqué y daba igual lo que hiciera que no había forma humana de bajar.
Hoy en día ando en los 89 kilos. Llegué a bajar a los 87, pero un día, sin ninguna razón, subí a 89 y ahí me quedé.
He probado en este tiempo todas las dietas habidas y por haber. He hecho el sirope de savia incluso y ni con eso adelgacé. Los médicos me dicen que cuando me relaje bajaré, pero no sé cómo relajarme.
Y las pieles me dan muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuchoooss problemas. Pero que muuchoos!!
Y no me refiero solo a mirarte en el espejo desnuda y que te des un asco impresionante a ti misma, que también. Me refiero a todas y cada una de las cosas que te amargan la existencia con las pieles.
Comenzamos; - Para empezar, los brazos son el top ten de los problemas.
                       -No puedo llevar según que prendas de ropa porque me destrozan los brazos.
                       -Tengo que andar con un cuidado increíble en no rozarlos con nada porque se me ponen fatal.
                      - Al hacer deportes como el Body Combat, hacen algún contacto extraño y me duelen muchísimo.
                     - Tengo que elegir las prendas de vestir, no por talla, sino por donde pueda acoplar esas pieles.
                     -Seguimos con los pechos. Son los que menos guerra dan dentro de lo que cabe, pero la dan y bastante.
                    - Están vacíos, es como si alguien hubiera enchufado una aspiradora y los hubiera desinflado por dentro, por lo tanto, por mucho que me los sujete  como sea, al hacer deportes duros, botan muchisimo porque bailan dentro de los sujetadores.
                    - Encontrar una talla de sujetador es la rehosti de difícil. Tienes que contar con que tu pecho es muy pequeño, tienes pieles por todas partes, sobre todo a los costados debajo de las axilas y todo es complicadísimo de poner. Cuándo voy a una tienda, las dependientas se desesperan intentando darme algo que me valga. Al final acaba en la opción "más factible".
                    - Tengo que tener un cuidado exquisito si sudo, o al ducharme en secarlos muy muy mucho por debajo. Están tan caídos, que si no lo hago me salen pupas.
                    -Tercero y junto con los brazos, el peor de los peores, el abdomen. Pufffffffffff da unos problemas que me tiene frita!
                   - El ombligo me supura cada dos por tres. Se pone rojo, escuece, pica, duele y la mayoria de las veces supura un liquido blanquecino o amarillento que huele fatal, pero hay veces en las que es marrón! Y ya eso huele que es horrible. Y es por las pieles sobrantes que hay. Además da una sensación de tirantez como si te estuvieran estirando el ombligo desde la espalda y alguien estuviera haciendo sokatira con el desde mi espalda.
                   - Meter las pieles en la ropa es una autentica odisea! Da lo mismo bragas, que pantalones, que fajas, que faldas... Da igual! Meter todo eso en la ropa es un verdadero martirio. Y a veces tarea imposible.
Metes por ejemplo en las bragas las pieles, crees que lo has conseguido y se salen por otro lado... Y vuelta a empezar a colocar.
                    - Cuando hago deporte, como siempre hago de alto impacto, pues es saltar y saltar y hacer movimientos bruscos. Pues se me caen los pantalones. Las pieles se mueven y me van bajando los pantalones cada dos por tres y me quedo como: ¿¿Que pasaaaa, que ni siquiera voy a poder hacer deporte tranquila??
                    - Y por último, las piernas. Son las que menos dan la lata de todo. Pero cuando se ponen, se ponen. Me salen unos granos mas extraños en la cara interna de los muslos, donde sobran las pieles... Que duelen!! Y son muchísimo mas grandes por dentro que por fuera. No son ni como los de rozadura, ni como los de cuando te pica un insecto, ni como los que salen cuando se te enquista un pelito ¡¡no!! Son como cuando te sale un ganglio, pero en versión gigante. Y pueden dar por saco depende de lo que les plazca.
                   - Depilarse es un horror. Cuesta un esfuerzo pufff. Me faltan manos para realizar esa "forzosa" tarea. Voy a depilar por un lado y la pierna se me mueve para el otro. Tengo que andar con un cuidado del copón para no cortarme las ingles, etc.

Lo mejor es que al estar todo el día haciendo deporte, tengo todo el cuerpo durisimo excepto las pieles. Tengo unos cuadriceps que dan envidia a gente que se los intenta desarrollar :p

Y bueno... En general muchas cosas cambian a mejor. Problemas que tenía antes fueron desapareciendo. Te puedes comprar ropa en cualquier tienda teniendo una 42-44 de pantalón y una M o L de camiseta. Puedo llevar tacones a diario etc. Pero no es todo tan bonito como nos lo imaginamos en un principio.
Hay que seguir luchando para llegar a ser la mariposa. Y después volar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario