Seguidores

viernes, 5 de marzo de 2010

17/02/2010 Ingreso Hospital Basurto



Pasé casi todo el dia en Txurdinaga (para depilarme basicamente) y en lo que estoy en el metro, me llama aita: "¿Que vienes con prisa?, Aitite y Amama están aquí. Amama en casa y aitite en el portal." Acelero y empiezo a correr. Llego al portal y ahí estaba aitite, que no quería subir por el gato.
Llego a casa y me encuentro con aita y amama y me cambio de ropa como una moto. Menos mal que había preparado ya las mochilas por la mañana.
Salimos, y ¡¡Iban los tres a pedo burra!! Yo delante a unos metros de ellos y pensando ¡¡No llego, no llego, me hacen correr y ahora van a pedooo burraaaaa!!
Llegamos al hospital. En admisión de enfermos me dice la chica: "- ¿Ziortza verdad? Jeje te tenemos fichada" Y yo le contesto: " ESO, ESO ESTÁ BIEN. BUENA SEÑAL, ME ALEGRO INFINITO. SIGNIFICA QUE LAS COSAS VAN BIEN."
Me dijo que esperara, que la habitación estaba ocupada "informaticamente" pero que estaba libre.  Que esperaramos una media hora y subieramos.
Bajamos al bar y pedimos un café, una cerveza sin alcohol (en el hospi no dan con alcohol) y una manzanilla con edulcorante. Mientras tanto, amama compranndo revistas en el kiosko de al lado. El café dijo aitite que estaba fatal, la cerveza a aita le duró la media hora y la manzanilla, solo pude dar dos traguitos ¡¡Asquerosa!! ¡¡Menudo dinero  mas mal invertido!!
Volví a subir y me dijeron que ya estaba libre, que fuera al pabellón de Jado 2ª planta.
Toda emocionada, volví al bar y les di la noticia. Fuimos a Jado y allí me saludó todo el mundo. "Hola Ziortza" "Hola Ziortza" "Bienvenida Ziortza" Enfermeras, auxiliares y de tó.
Me dijeron que fuera "en principio" a la habitación 220. "De momento, espera allí". Así que con todo nos fuimos allí.
Nos encontramos con una ancianita de 92 años (si no recuerdo mal) llamada Rosa.
Dejamos las mochilas allí, pero sin sacar nada, porque como habían dicho "de momento" , no sabiamos si iba a quedarme ahí o me iban a mandar a otra habitación.
Yo super tranquila, emocionada pero felíz de la vida.  Hasta que de pronto llega una enfermera y le dice a Rosa: "- Dejeme el dedito, que le voy a pinchar." 
Ahí afloraron toooooodos mis nervios. Todos esos nervios que estaban escondidos en lo mas profundo de mi ser, salieron y flotaron como la espuma.
Empecé a temblar, me temblaban las piernas, los pies, las manos, tenía la cara colorada colorada y me notaba mas nerviosa que nunca.
Vino otra enfermera y me tomó la temperatura con un aparatito, y al salir ella, llegó mi cena. Un caldo incoloro practicamente, con muy mala pinta y un yogur natural con un sobrecito de azucar.
Tomé un poquito de caldo (ni la mitad) y pensé: "Vamos a por el rico yogur". Y en lo que me meto la primera cucharada de yogur a la boca, llega una enfermera. Me empieza a toquitear y me dice: "- ¿CÓMO TENEMOS ESAS VENAS?" Ufffff se me cerró el estomago por completo. Adiós yogur, adiós a todo, mis nervios ya eran un no va más. Solo atinaba a decir: "- ¿Que? ¿Cómo? ¿Pero me van a poner la via hoy? ¿Que? ¿Cómo?" 
Así que mi cena, al conttrario de lo que me esperaba, fué de todo menos exquisita, y mas bien escasa.
Al final retiraron mi cena, me pusieron la via y pensé: " Bueno... ya está... Ya me dejarán tranquila..."  ¡¡¡¡Pues noooo!!! ¡¡¡TOMA YA!! Que allí que viene otra enfermera y me viene nada mas y nada menos que a pinchar la tripa!!! (eso si, no me hizo ni gota de daño y se lo agradecí enormemente)
Y cuando ya me tumbé en la cama, vinieron a pincharme el dedo. ¡¡Jesús, un no parar de pinchazos!! Al final dormí bastante bien y a la mañana me desperté como una campeona.

2 comentarios:

  1. tal y como me paso a mi, pero aparte de los nervios me entraron los lloros jaja hasta la mañana que ya cuando me venían a buscar a quirofano me mandaron pa casa por fiebre.... a volver a pasar por todo eso ains madre!

    ResponderEliminar